Categorías

Fabricantes

Mesas calientes: Ni un plato frío

La temperatura en la que sirves tus platos será un factor determinante en el sabor y textura de los alimentos, por tanto, influirá considerablemente en la calidad de los mismos. Cuando sirves tus recetas un poco frías los clientes no podrán disfrutar de ellas en su máximo esplendor, situación que incentivará una mala imagen de tu bar o restaurante. Por tal motivo, optar por el uso de mesas calientes es la solución ideal para no servir ni un plato frío.

¿Qué son las mesas calientes?


Este producto consiste en un mueble con calefacción y aislamiento térmico, el cual tiene como función principal servir de enlace entre la cocina y el lugar donde se degustará los alimentos, evitando que estos llegasen a enfriarse. Normalmente, se fabrican en acero inoxidable con la intención de mantener condiciones óptimas de higiene. Inicialmente estos muebles se utilizaban únicamente en hoteles para mantener órdenes de alimentos hasta que estas fueran trasladadas a las habitaciones, pero debido a su excelente función se utilizan hoy en día en casi todos los negocios que trabajan con comidas. En los restaurantes y bares con alta demanda de platos se requiere que los platos estén servidos rápidamente, pero frecuentemente los meseros suelen tardarse un poco en retirar los mismos. Esta es la razón principal de por qué utilizar las mesas calientes, con este maravilloso mueble la comida se mantendrá en sus mejores condiciones hasta que llegue el mesero para llevarla a su mesa de destino.
Características frecuentes de las mesas calientes.
Las mesas calientes suelen fabricarse mayormente en acero inoxidable. Su estructura suele ser cuadrada con estantes y puertas laterales que sirven para almacenar y retirar los platos servidos. Este producto se fabrica con potencias que pueden variar entre 2000 W y 2500 W, aunque también existen modelos que pueden llegar a tener 3000 W de potencia. Casi todos los modelos poseen temperatura regulable de 0.º a 90.º, como también existen algunos modelos que poseen iluminación interna.


Cómo se utilizan las mesas calientes


Es recomendable precalentar a 90.º una hora antes de comenzar a utilizar el mueble, luego la temperatura se puede descender a 80.º cuando se comience a almacenar los platos ya servidos. Se recomienda guardar los platos servidos en las mesas calientes por un tiempo no mayor a 30 minutos, ya que luego de los 30 minutos estos podrían llegar a resecarse. Las mesas calientes son higiénicas y no requieren de cuidados exhaustivos, sin embargo, se recomienda una limpieza periódica de la misma.

Publicado el 17/07/2017 11:19:17
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!